El sistema de Frenos es uno de los principales elementos de seguridad activa del vehículo. Entre sus distintos componentes, los materiales de fricción como los discos y las pastillas requieren un mantenimiento y sustitución periódica ya que están sujetos a desgaste.

El sistema de Frenos de los automóviles actuales reúne unas características constructivas que lo hace extremadamente seguro y fiable. Por lo general, el sistema de control y mando es de tipo hidráulico, si bien hay diferencias de unos modelos de coches a otros en el diseño y disposición de los circuitos de accionamiento. En los dispositivos de frenado las soluciones se limitan a dos esquemas básicos: frenos de tambor o frenos de disco.

En Qualitas Seguros sabemos que para que el sistema de Frenos funcione siempre de forma adecuada, es necesario mantener los discos y las pastillas en perfectas condiciones. De hecho, con cada frenada, la fricción provoca un consumo de material, tanto por parte de las pastillas como del disco.

Para no perjudicar el funcionamiento correcto del sistema de Frenos, es necesario realizar mantenimientos preventivos y correctivos cuando se alcanza un determinado límite de desgaste se deben sustituir.

En los discos viene indicado el espesor mínimo de la banda de frenado (Mín TH), mientras que las pastillas de freno están dotadas normalmente de un indicador de desgaste que señala el momento de la sustitución.

El sistema de Frenos es fundamental para el funcionamiento de un vehículo, y para la seguridad de sus ocupantes. En este mecanismo están incluidos los frenos, formadas por una placa de metal, que se va desgastando por su uso. La fricción de los frenos surge con el roce del disco con el neumático, al pisar el freno, las balatas presionan el disco ayudando a que se realice la acción de frenado.

Principales Partes del Sistema de Frenos

El sistema de Frenos de tambor está compuesto por el tambor, las zapatas y el plato de freno. El tambor es la parte móvil que está unida a la llanta, el plato de freno es el que se encuentra fijo en el automóvil y las zapatas son chapas de acero en forma de media luna que se conocen también como ferrodos.

Los Frenos de disco tienen integrados una mordaza o cáliper, un pistón, las balatas o pastillas de freno y el disco, que va unido a la llanta. Las balatas ayudan a detener el disco o a reducir su velocidad y están unidas a la mordaza.El pistón por su parte, ayuda a generar la presión entre el disco y las balatas.

En Qualitas Seguros te sugerimos que los Frenos y balatas deben ser cambiados regularmente para que el sistema de frenos funcione adecuadamente. Se recomiendan checar los frenos cada 10.000 kilómetros. Sin embargo, en algunos momentos el vehículo emite señales que evidencian la necesidad de cambiar los frenos balatas incluso antes de ese tiempo, como:

  • Un sonido chirriante cada vez que usamos el freno.
  • Es necesario pisar más a fondo el freno para que el carro se detenga.
  • Surge una una vibración en el pedal del freno cuando lo usa.
  • Si el automóvil se mueve hacia un lado, cada vez que frena.

En Qualitas Seguros sabemos que cuidar los frenos es relativamente fácil y sumamente importante, un sistema de frenos en buen estado ayudará a evitar accidentes y nos permitirá manejar sin preocupaciones.